• _
  • _
  • _

Líneas completas

Líneas completas de embotellado y embalaje

SMI se ocupa del proyecto, de la producción y de la instalación de líneas completas de embotellado y embalaje de bebidas sin y con gas y de productos líquidos en envases PET de 0,10 a 10 L, con capacidad de producción de 3.600 a 33.600 botellas/hora (en función de los modelos de las máquinas y del tipo de envase).

_

Todas las soluciones de ingeniería de línea brindadas por SMI incluyen, durante la fase preliminar de estudio del proyecto, análisis detallados de las dinámicas de acumulación, distribución y desplazamiento del producto a embotellar y embalar, para garantizar un flujo de producción fluido y constante y la máxima flexibilidad operativa de las máquinas instaladas.

El uso de un sistema de automatización y control de última generación compatible con la tecnología Industria 4.0 y de sofisticados sensores posicionados en los puntos más estratégicos de la línea (arquitectura IoT) permite mantener elevados niveles de rendimiento de las máquinas en todas las fases del ciclo productivo; además, la elevada automatización de las instalaciones permite optimizar el uso de materias primas, de la mano de obra y de los recursos energéticos, lo cual favorece la compatibilidad social y ambiental de las soluciones de SMI.

Soluciones personalizadas para cada exigencia

El correcto diseño de una línea completa de embotellado, el dimensionamiento adecuado de máquinas e instalaciones y el armonioso funcionamiento del sistema son elementos esenciales para permitir a las empresas del sector alimenticio y de las bebidas (agua, refrescos, aceite comestible, leche, etc.) a producir de manera eficiente, a costos reducidos y con un buen margen competitivo en los mercados en los que operan.

_

El diseño de las soluciones llave en mano de SMI se desarrolla según los más sofisticados y modernos criterios en términos de reducción de espacios ocupados por las máquinas, integración de más funciones en unidades o bloques multitarea, facilidad de utilización, ahorro energético y costos reducidos de gestión y mantenimiento.

Además, el cliente puede contar con un vasto y eficiente servicio posventa, que opera en escala mundial y provee a la puesta en marcha y al mantenimiento de todas las líneas SMI.